Benalmádena

La ciudad del ocio

Dos núcleos urbanos, uno de mar y otro de montaña, hacen de Benalmádena uno de los lugares más emblemáticos de la Costa del Sol. Acogedora y cosmopolita, Benalmádena recibe cada año numerosos visitantes con el deseo de dejarse llevar por su luz, sus gentes y la tranquilidad de este pequeño paraíso en el Mediterráneo.

En la zona alta, Benalmádena Pueblo guarda el encanto de las villas de interior con estrechas y blancas calles en un exclusivo mirador a la costa. En sus restaurantes, una oferta gastronómica se da cita con platos tan típicos como la Cazuela Cachorreña y las Migas de Leche.

En su parte baja, Benalmádena Costa cuenta con la viveza del mar y de sus playas, entre las que destacan la Playa de Santa Ana y la Playa de Bil-Bil, a los pies del castillo que le da nombre. Imposible es no rendirse ante la tentadora oferta gastronómica costera basada, como no podía ser de otra forma, en los productos del mar y el Pescaíto Frito.

La ciudad del ocio

Benalmádena ofrece a grandes y pequeños una divertida y amplia oferta de cultura y de ocio. El Parque de la Paloma, el centro Sea Life y Selwo Marina otorgan un protagonismo indiscutible al mundo animal. El popular Parque de Atracciones Tívoli, todo un símbolo de la Costa del Sol, el Teleférico y el Mariposario completan este conjunto que a buen seguro hará las delicias de todo visitante.

El Puerto Deportivo, con una gran actividad durante todo el año, se encuentra situado en la zona de Puerto Marina, el mayor centro de ocio de la ciudad. Numerosos restaurantes de cocina internacional, terrazas y tiendas de toda índole se concentran en este singular espacio, origen del ambiente festivo de las noches de verano de Benalmádena. En su parte más occidental se encuentra Torrequebrada, una exclusiva zona que cuenta con Casino y campos de golf a tan solo unos metros de la costa.

Reserve aquí su traslado desde el Aeropuerto de Málaga a Benalmádena